Abel Korzeniowski – A Single Man (2009)

Continuamos con nuestro especial #27HorasdeAmor, enmarcando nuestra cobertura en 3 bandas sonoras especiales. Llegó el momento de hablar de “A Single Man” de Abel Korzeniowski.

Un amor que ya no está. Otro que nace. Básicamente ese es el guión de “A Single Man”. Colin Firth interpreta a George Falconer, profesor universitario en la ciudad de Los Ángeles, que acaba de perder al amor de su vida en un accidente de tránsito, Jim (Matthew Goode). La condición sexual de ambos los hizo vivir de forma invisible. Pese a estar en una ciudad del lado oeste bastante liberal, la película muestra bien la forma en que las parejas del mismo sexo eran excluidas en Estados Unidos en 1962. La pérdida de su pareja tiene a George sumido en una depresión severa, y pese a mostrarse siempre presentable y educado, ha decidido acabar con su vida.

“A Single Man” es una película que dio mucho que hablar en su momento en especial por su aspecto visual. Tom Ford, el director, era una famoso diseñador que había trabajado en para Gucci antes de lanzar su propia marca. Todo su estilo lo reflejó en pantalla, era una producción que recrea hermosamente Los Ángeles en los 60’s. Pero otro aspecto que significó mucho reconocimiento fue la composición de un por entonces desconocido músico llamado Abel Korzeniowski. Con mucha elegancia, Korzeniowski entregó una banda sonora que hasta hoy sorprende, la cual, pese a tener material preexistente (algo que sólo descubrí con el tiempo), fue una completa novedad musical para Hollywood y compañía.

photo_lg_80524598

Ya desde entrada el disco es muy sorprende. Son 2 momentos musicales muy bien logrados. Uno es la muerte de Jim. George, con los violines de “Snow”, recorre la escena de la muerte despidiéndose con un beso. La nieve cae y Korzeniowski entrega una triste melodía de compañía. Inmediatamente vemos a George hoy, 8 meses después del accidente. Un hombre con un estilo muy logrado, cuya apariencia personal está perfectamente calculada hasta el más mínimo detalle. Por fuera, George no muestra nada del dolor interno. Por eso, debe transformarse en el George que todos conocen (“Becoming George”). Este George más público es el que tiene como único objetivo pasar el día. Su vida ha perdido color, ha perdido amor. Sólo, está condenado a añorar mejores momentos.

En la escena, George es distinto. Mucho más contemplativo, con “George Waltz (1)” vemos cómo se integra en una vida social que pasa por su lado. Basta mirar el jardín de enfrente para darse cuenta que en principio se ven más alegres. Sin embargo, este mundo externo carece de sentimientos. En la universidad está lleno de alumnos que sólo aspiran a ser ejecutivos en una multinacional. Con un cámara slow motion de Ford, “Stillness of the mind” vemos a George contemplativo, inmerso en su cabeza que muchas veces le tiende trampas. Una de ellas es la recurrente escena en la cual se me nadando en el mar desnudo. Esta imagen aparece en su cabeza incluso de día, por eso la canción se llama “Daydreams”, y es aquella cuya base fue utilizada por el mismo Korzeniowski para el soundtrack de W.E.. En este estado, George pretende darle a sus alumnos una último lección. Una lección de vida, donde el discurso es a no tener miedo, a no excluir por ello.

009ASM_Colin_Firth_019

Es entonces cuando aparece en su vida Kenny Potter (Nicholas Hault), un atractivo joven estudiante que muestra un peculiar interesen en George. Si bien para los espectadores la tensión y atracción sexual es clara, lo cierto es que George demora un tiempo en entender los mensajes del alumno. Todas las canciones del personaje de Kenny hacen referencia a diálogos entre ambos. El primero coincide con uno de los primeros acercamientos entre ambos. Kenny pregunta a George si va a alguna parte (“Going somewhere”), pregunta cotidiana pero que en estas circunstancias tiene motivaciones muy distintas. El piano de Korzeniowski, a mi juicio, va construyendo esta historia, pues en esta forma se muestra muy cuidadoso. Por el contrario, cuando George y Kenny coinciden en un bar y se acompañan mutuamente, el piano es explosivo. Hablamos de “Swimming”, aquella memorable escena en que uno y otro, motivados por un impulso casi ilógico, corren a bañarse de noche en las playas de LA. Como podrán diferenciar en este caso el piano de “Swimming” es absolutamente intencionado. Esto es muy importante respecto de la escena. George le demuestra a Kenny, cuando no duda siquiera un instante en nadar con él, que no es una persona de mentira. Por el contrario, es una persona que va reaccionado de acuerdo a como se le presentan las cosas siguiendo su impulso. Esto es experiencia, esta es su reacción. Haberlo hecho de otra forma sería mentir.

Sin esperarlo, George ha encontrado el amor en donde nunca pensó encontrarlo. Está absolutamente tranquilo por ello. El silencio ha despejado todo ruido, permitiéndose, después de mucho tiempo, sentir y no pensar. El mundo se siente fresco, y con la esperanza que el momento se haga eterno, quema las cartas de despedida que había hecho. Olvida, de cierta forma, lo que hace tan sólo un día tenía claro. Cuando todo es como debe ser, cuando ha sido capaz de perdonarse a sí mismo, se encuentra con la muerte (“And Just Like That”). Al menos parte con la alegría de despedirse de Jim, quien lo visita como él lo había hecho hace unos meses. Su felicidad le es arrebatada nuevamente, y Korzeniowski acompaña con sus cuerdas este réquiem.

A-single-man-colin-firth-julianne-moore-portable

“A Single Man” es una película donde todo está medido a la perfección como un sastre. Una película donde los silencios y la ausencia de banda sonora también es notable, como la escena donde llaman a George para decirle la muerte de Jim. La lluvia es el único compañero de una actuación memorable de Firth, que ha sido extensamente comentada. Ese año Firth fue privado del premio de la academia al mejor actor, pero mucho se ha asegurado desde entonces que el Óscar que obtuvo por “El Discurso del Rey” vino a salvar la deuda. Su actuación, en todo caso, no habría podido ser posible sin Korzeniowski.

One Reply to “Abel Korzeniowski – A Single Man (2009)”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.