Abel Korzeniowski – Penny Dreadful (2014)

sta semana se lanzó una de las bandas sonoras más interesantes del año, Penny Dreadful. Compuesta por el ya afamado compositor polaco Abel Korzeniowski para la serie de Showtime que tuvo su estreno en mayo, se trata del primer proyecto para pantalla chica del músico de W.E. y A Single Man, entre otras. Esto inicia una cobertura especial de BSO Magazine donde hablaremos de bandas sonoras clásicas de televisión (Twin Peaks, Lost) y lo mejor de lo nuevo que nos traen las series (Les Revenants), además de otras sorpresas.

Llegué a ver Penny Dreadful como viudo de Game of Thrones. Si bien su éxito en Reino Unido fue importante, en el mercado latino es una serie que ha pasado bastante desapercibida. En HBO LA, su estreno fue precisamente una hora antes del season finale de GoT. Me había juntado con unos amigos en un bar, y mientras hacíamos la previa, una serie bastante extraña aparecía en pantalla. En la poca atención que puse, pude entender algo de la trama. Había cosas de vampiros, seres de otro mundo, y una clara referencia a Frankenstein. Algo en la escena de este último llamó mi atención. Una banda sonora muy interesante que pude escuchar pese al ruido del local le daba toques de elegancia a la serie de una forma increíble. Cuando llegué a mi casa y busqué el compositor, todo calzaba: la música era de Abel Korzeniowski.

¿Se imaginan una serie que recolecte en su trama figuras tan trascendentes en la literatura –y a estas alturas mitología- británica como Dorian Gray, Mina Harker y Frankenstein? ¿Qué pasa si a eso agregamos posesiones diabólicas, hombres lobos, monstruos que se mueven por la noche de Londres, y un padre dispuesto a hacer lo que sea por recuperar a su hija? Eso es Penny Dreadful.  Creada para Showtime por John Logan y producida por el mismísimo Sam Mendes (Skyfall), su nombre lo toma de las pequeñas historias de terror que se publicaban durante el Siglo XIX en Reino Unido, como entregas semanales a cambio de un “penny”.

Ep2-Vanessa

En Penny Dreadful tenemos a lo mejor de lo que alguna vez hayamos visto en TV. La serie británico-americana mezcló a un gran elenco con grandes directores. Por ejemplo, los 2 primeros capítulos fueron dirigidos por Juan Antonio Bayona (El Orfanato, Lo Imposible); el tercer y cuarto capítulos por la ganadora del Emmy Dearbhla Walsh; el quinto y sexto por Coky Giedroye; mientras que los 2 finales por James Hawes. El elenco es todavía más notable, en especial por la potente figura que es Eva Green, cuya representación de Vanessa Ives se roba la serie. La omisión de Eva Green entre las candidatas a mejor actriz en serie dramática en los Emmy se vuelve grotesco luego de ver la serie. Cuesta recordar actuación más potente que la de ella, que incluso llega a opacar actuaciones tan notables como la de Timothy Dalton como Sir. Malcolm Murray. Abel Korzeniowski y su prestigio se suma a este escenario de presión. Todo era del más alto estandar, por lo que la música debía estar a la altura. Así, cuando el guión, como en toda serie, por momentos flaquea, es ahí cuando directores, elenco y  música tiran hacia arriba la serie.

Que el soundtrack fuera lanzado casi 3 meses después del fin de la primera temporada, era un riesgo. Pero su salida al mercado fue muy esperada por un motivo increíble. El compositor lanzó como previa, cada día, una descripción de lo que cada canción representa para él. Por ejemplo, “Mina”, según Korzeniowski, es uno de los temas más trascendentales del disco. De primera mano, sabemos que se caracteriza por incorporar (a diferencia del resto de canciones) cuerdas sintéticas que pasan a través de una caja de sonido que permitía mantener las notas aún cuando dejaban de ser tocados, dándoles mucha naturalidad a través de la vibración, y constituyendo un sonido que será clave en el resto del soundtrack. Estos y otros tips pueden encontrarlos en la página de Facebook de Korzeniowski.

10552575_10203251479620356_6916155006576573958_n

La banda sonora de Penny Dreadful tiene una línea clara. Hablamos de una mezcla entre suspenso y terror, con música que evoca las más tenebrosas cacerías misteriosas y una belleza de un Londres que sólo conocemos por historias. En otras palabras, el disco fluctúa siempre entre elegancia y horror. Claro en ese sentido es el nombre de la canción “To be beautiful is to be almost dead”, en referencia al notable capítulo de posesión de Vanessa y su monólogo respecto de la belleza obscena que hay en el cuerpo lánguido de una mujer ad portas de morir. Musicalmente, esta idea es todavía más interpretada en la canción de los créditos iniciales, “Demimonde”, un mundo entre lo que conocemos y lo que tememos, mundo en el que se desenvuelve gran parte de la historia de Penny Dreadful y que con su intro los dejará totalmente atrapados.  Las cuerdas con un tempo mucho más acelerado vienen a ser el suspenso, y la calma posterior refleja el Londres clásico de sir Malcom Murray y compañía. La manifestación más potente y delicada de este “tema” es “Closer Than Sisters” que profundiza la sorpresiva relación de amor y traición entre Vanessa y Mia, que se nos presenta sorpresivamente a través de la carta del quinto episodio del mismo nombre. Este es el tema de Vanessa, cuyas 3 notas se reducen minimalistamente al piano.

La belleza de la música de Korzeniowski también se presenta en la amplitud o diversidad. En una crítica que leí para hacer esta columna, el autor destacaba dos canciones que para mí son más desapercibidas (“Transgression” y “Asylum”) que otras que ya hemos comentado. De gran suspenso, ambas, en la primera destacan unas cuerdas que en segundo plano aportan tensión mientras dominan cuerdas mucho más graves con un claro toque de Europa del Este, pese a que la historia es de Inglaterra. “Asylum”, por su parte, tiene un perturbador piano de fondo que parece un martilleo constante y peligroso. Y así, la lista es casi eterna, aunque debo destacar el notable cierre del disco con “In Peace” (la paz de Vanessa), “I was never going to go to África” (con la carga emocional de la culpa de Murray de reconocer su pasado y hablar con la verdad) y “Reborn” (que es la canción que llamó mi atención en el primer capítulo y que se repite en la muerte de la madre de Victor).

victor-and-caliban

Lo que más llama mi atención son las canciones entregadas a Victor Frankenstein y sus “creaciones”.  La primera es “Modern Age”, cuando el joven doctor da vida a un cuerpo inherte. El título es clara referencia a la revolución industrial, y cómo un descubrimiento como el suyo puede cambiar la historia de la ciencia. La segunda es “Street.Horse.Smell.Candle”, que narra las emociones que vive la criatura de Frankenstein, que conoceremos como Proteus, al recorrer el mundo fuera del laboratorio de Victor.  En la versión de pantalla además se incluye el ruido de la ciudad, algo que sin dudas desconcierta  a Proteus y que potencia esa mezcla de ingenuidad y regocijo con la intensidad de la ciudad que refleja la canción. La canción, con su piano, nos muestra como se abre una nueva vida a través de lo que ve, sus sensaciones, olores, etc. Quienes vieron la serie sabrán cómo termina este momento abruptamente con la llegada de la primera creación de Frankenstein, Caliban. Su historia tiene una canción tan espectacular como la de Proteus. “Welcome to the Grand Guignol” se llama, y acompaña el relato de Caliban a Victor contándole cómo sufrió su abandono, cómo encontró bondad en otro ser humano el mismo día que había visto lo peor cara de nuestra especie, y cómo trabajó en el lugar más apropiado para él: un lugar donde cada noche personajes fallecían y revivían, y un lugar donde las atrocidades encuentran la dicha, un teatro como el Grand Guignol.

Korzeniowski asume el riesgo, e incorpora notas de lo mejor de su repertorio en Penny Deadful. “Never Say No” rememora a Charms de W.E. También recoge el guante de otros grandes compositores, como Hans Zimmer. “Asylum” tiene mucho de “Half remembered dream”, el inicio de Inception. Un gran recurso cuando se tiene la tarea de musicalizar 8 episodios (casi 8 horas de función). Por todo esto, Korzeniowski ha dado un increíble primer salto desde los largometrajes a las series dramáticas. Penny Dreadful tiene comprometida una segunda temporada, donde esperamos ver de nuevo al polaco. El disco lo pueden encontrar, obviamente, gracias a Varese Sarabande. Pero les recomiendo ver en internet la presentación que Korzeniowski hizo en julio en el Festival Internacional de Música de Cine de Córdoba, uno de los más grandes de Europa, donde el compositor fue reconocido con el Premio Elmer Bernstein por su aporte a la música en la actualidad. El polaco es todo lo que significa la palabra vigencia.

2 Replies to “Abel Korzeniowski – Penny Dreadful (2014)”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.