Cliff Martinez – Drive (2011)

¿Cliff Martinez? No. No es un error. El autor de la banda sonora está entre signos de interrogación. Drive, la película de culto del año 2011 dirigida por Nicolas Winding Refn, no sólo significó la consagración definitiva de Ryan Gosling como la gran figura del cine independiente norteamericano. El otro gran ganador fue Cliff Martínez, quien con su banda sonora obtuvo un reconocimiento inusitado para una película indie. Ahora, ¿fue justo esto? En esta nueva entrega de la columna de bandas sonoras veremos por qué el éxito de la música de Drive y el de Martínez debe ser mirado con recelo. 

Si bien en el género acostumbramos hablar únicamente de soundtrack u OST, lo cierto es que técnicamente debemos distinguir entre el score y el soundtrack. Sonará curioso, pero el score es lo que todos conocemos como soundtrack. A lo que me refiero es que score es la composición, generalmente orquestral aunque cada días más electrónica, única para la película, que escuchamos de fondo como el mejor de los acompañamientos. En español la conocemos también como música incidental. El soundtrack, en estricto rigor, son las canciones, en su mayoría cantadas, que están enlazadas con la película y que muchas veces escuchamos de fondo, aunque en la mayoría de los casos observamos en los créditos del principio y el final. Quizás este ejemplo los ayudará a entender. Supongo que casi todos han visto (500) Days of Summer. Bueno, esa película tiene sólo soundtrack en el estricto sentido de la palabra, y no score. Hablo de un set de canciones, elegidas para la película, como Hero de Regina Spektor, canciones que podemos encontrar en los propios disco de los autores. ¿Qué hace que confundamos los términos? Simple. Cuando no se presentan, en conjunto, score y soundtrack, la gran mayoría se refiere a la música orquestral, erróneamente, como soundtrack. Sólo por esta columna haré la distinción. A futuro seguiré cayendo en el error que caemos todos.

Esta introducción tiene una clara intención. Aunque vengan en un mismo disco, Drive tiene score y soundtrack  Y lo que es magistral en Drive, lo que hizo quee la banda sonora estuviera en el 4to lugar mundial en descargas de iTunes y reventara Twitter, no es el score, sino el soundtrack. La música incidental, si bien es buena, no es nada del otro mundo. Lo que marcó una época con Drive fue el set de canciones, la mayoría de ellas desconocidas, que fueron incorporadas de gran manera al film, con un estándar de calidad altísimo, tal como se hizo en Trainspotting, siendo Danny Boyle un maestro en lo que a elegir canciones se refiere. Analicemos una y otra.

El score de Drive es trabajo de Cliff Martínez, ex baterista que muchos recordarán por su paso en los Red Hot Chili Peppers. Martínez es uno de los compositores nuevos que andan circulando en el medio, pero que ha preferido trabajar en proyectos de menor envergadura, lo que hace que muchos de ustedes no lo conozcan. El último de sus trabajos es Only God Forgives (también de Nicolas Winding Refn), participando además en Contagion, Arbitrage, Traffic, entre muchas otras. Su gran éxito es Solaris (2002), el remake americano del clásico soviético de finales de los 70, dirigido en USA por Steven Soderbergh, banda sonora que a 11 años de su lanzamiento es todo un clásico.

RyanGosling

En concreto, el trabajo de Martínez es bastante ambiental, lo que influye en el toque de modernidad que tiene esta película, pues en estricto rigor Drive pudo haber sido realizada en cualquier década (no apela a tecnologías avanzadas para construir su trama). Sin ser demasiado ambicioso, es un score que se vuelve valiente a medida que avanza. Las canciones las puse en orden, por lo que les recomiendo que vean las notables diferencias entre “Rubber Head”  o “I Drive”, pasando por “Hammer” (todos los que hayan visto Drive sabrán en que escena suena esa canción), y terminando con la totalmente movida “Bride of Deluxe”. Lo interesante del trabajo de Martínez es que analizada las canciones con independencia del film, difícil sería imaginar que forman parte de un thriller con fuertes notas de violencia. A fin de cuentas, fue algo riesgoso con buenos resultados, agradeciéndose siempre aquellos scores que vienen a romper las normas convencionales. El trabajo de Martínez rompe además con sus propias normas, pues en trabajos anteriores, como el mencionado Solaris, lo que manda es el piano. Ahora lo que manda es el sintetizador, pero manteniendo siempre su toque minimalista.

Dato anecdótico. Pocas veces he visto películas que usen soundtracks de otro film. En Drive, hay una escena en una cafetería donde pueden escuchar “Hands Cover Bruise” de la banda sonora de The Social Network, que ya analizamos para Revius, compuesta por Trent Reznor y Atticus Ross. Creemos que eso refleja mucho el score de Drive. ¿Es necesario acudir a otra banda sonora cuando tienes un compositor dedicado 100% a tu film? No es algo que pase muy a menudo. Sólo podemos recordar casos como la canción “Iguazú” de Gustavo Santaolalla, que al menos he visto en The Insider, la serie 24, Babel y –me soplaron- Diarios de Motocicleta.

En cuanto al soundtrack, este está integrado por 5 canciones, de las cuales analizaremos sólo 4, todas ellas elegidas directa y personalmente por director Nicolas Winding Refn. Los temas son del gusto personal del director, y fueron seleccionadas con anterioridad a filmar.  Todas tienen un aire medio ochentero propio de la corriente electrónica francesa que influye en la música más independiente en la actualidad. La primera de ellas, y para mí la mejor, es “Tick of the Clock” de The Chromatics. Esta es una de 2 canciones del disco en donde trabaja el productor e instrumentista Johnny Jewel, a quien solemos vincular con el dúo Glass Candy. Jewel fue la primera opción que tuvo Nicolas Winding Refn para componer el score de la película, sin embargo su trabajo en otros proyectos se lo hizo imposible. “Tick of the Clock” es una canción bastante simple, muy marcada por el sintetizador, la cual logra prepara el suspenso de forma ideal para la escena de persecución con la que comienza la película. Es además acoplada de muy buena manera con la radio de Gosling, logrando una increíble transición que a priori parecería imposible ¿Cómo enlazar música con un partido de NBA entre Clippers y Celtics en Los Ángeles, sin afectar lo que vemos en pantalla? Bueno, Refn lo lográ.  La segunda canción de una banda de Jewel es “Under Your Spell” de Desire, que también puse en la selección pues vale la pena escucharla.

Caratula alternativa del sello Mondo, trabajo visual de Tyler Stout

Caratula alternativa del sello Mondo, trabajo visual de Tyler Stout

Todavía en el comienzo de la película, junto a los créditos, Refn nos entrega “Nightcall”, del músico house francés Kavinsky, quien precisamente se inspiró en los soundtrack de los 80 para componerla en su oportunidad. La canción es cantada por Lovefoxxx, la voz de los brasileños CSS. En internet podemos encontrar comentarios de lo mucho que se adapta la letra de “Nightcall” al film. Por ejemplo, cuando Lovefoxx señala  “there’s something inside you, it’s hard to explain”, para algunos es una clara alusión a la brutalidad y compasión que encarna el personaje de Ryan Gosling, un personaje con dos caras muy opuestas al estilo “Dr. Jekyll y Mr. Hyde”. Finalmente está “A Real Hero”, un trabajo conjunto de College con Electric Youth. Esta canción, que cierra la película, se acopla perfectamente con el desenlace de la historia, pese a ser una canción que definiríamos como suerte (es imposible que pase desapercibida). En ella, Gosling se vuelve un héroe, pero no uno de esos que vemos en la tele, sino que un héroe real. Como dice la letra, un héroe encarnado por un ser humano común y corriente, con personalidad bastante compleja.

Por todas estas razones, creemos que los créditos de la banda sonora de Drive no se los puede llevar Cliff Martínez. Sin desmerecer su trabajo, la magia de Drive está en las canciones que eligió Nicolás Winding Refn, quien acertó como pocos cuando eligió su soundtrack, lo que lo constituye en un OST que no puede faltar en ninguna colección, te gusten las bandas sonoras o no.

One Reply to “Cliff Martinez – Drive (2011)”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.