Hans Zimmer – Inception (2010)

Hola otra vez! Antes que nada, quiero darles las gracias por la excelente recepción que tuvo la columna en su primera entrega donde hablamos de Moon de Clint Mansell (2009). En especial, agradezco los comentarios que mucha gente me hizo llegar en privado. Hoy, les traigo una banda sonora que es probable todos conozcan: Inception, película de Christopher Nolan, cuyo soundtrack es realizado por el hollywodense Hans Zimmer (2010), siendo uno de los OST más exitosos de los que se tenga memoria. 

Partiré este reviú contándoles una anécdota. La relación de Hans Zimmer y Christopher Nolan antes de Inception, si bien era cercana, no era del todo íntima. Ello porque Nolan había invitado a Zimmer junto a James Newton Howard a componer (y con mucho éxito) la música de las 2 primeras películas de su trilogía de Batman. Pero lo cierto es que los hechos demuestran que el trabajo en Batman no le pareció suficiente, pues en The Prestige Nolan decide optar por un músico de menor reconocimiento (David Julyan). ¿Cómo vuelven a reencontrarse? ¿Qué hace que Nolan le entregue el trabajo en solitario a Zimmer?  La verdad, no lo sé. Sólo puedo contarles el resultado de dicho trabajo en dos palabras: sincronía y perfección. Es tal la sintonía entre lo que uno ve en pantalla y con lo que a la vez escucha, que al proyectarse la 3ra entrega de Batman, Newton Howard decide dar un paso al costado para que el romance Zimmer-Nolan continúe. En chileno, Newton Howard tenía claro que desde Inception, cualquiera que se entrometiera entre Nolan y Zimmer tocaría el violín.

Creo que van a existir 2 tipos de lectores con esta entrega: los que habrán visto Inception, y entenderán perfectamente del soundtrack que revisamos, y los que simplemente no lo han visto. A los segundos, debo decirles que estamos frente a uno de los films que marcarán esta época, y mucho de ello se debe a la banda sonora de Hans Zimmer, que hace mantener los pelos de punta en una película que parece ser un constante climax tras climax. De verdad, se los pido por favor, véanla. Es inevitable spoilear un poco, por lo que deben atenerse a las consecuencias. A los primeros, los invito a seguir leyendo sin temor.

Zimmer es quizás el más reconocible compositor de bandas sonoras de Hollywood. Nadie puede olvidar sus trabajos para el Gladiador, El Rey León, la ya mencionada trilogía de Batman, y (uno de mis favoritas), El Último Samurai. En ellos, Zimmer destacó principalmente por su trabajo en lo instrumental. Inception es la obra donde consagra su salto a la electrónica,  mezclándolo como nadie mas lo ha hecho con lo instrumental.  Lástima que el volumen de trabajo que Zimmer tiene (promedio de 6 soundtracks al año), haga que mucha de sus entregas sea verdaderamente fiascos. Así, su legado es (y será siempre), cuestionado.

Dos elementos se vuelven fundamentales para entender la banda sonora de Inception. El primero de ellos, es inspiracional. La apelación de “Non, Je Ne Regrette Rien” de Édith Piaf no sólo fue una selección aleatoria para elegir el estímulo que señale el momento de volver de un sueño. Dicha canción inspira gran parte de la composición de Zimmer, como evidencia este video. El segundo elemento es netamente interpretativo. Para darle el toque eléctrico, Zimmer es ayudado por Johnny Marr, guitarrista de The Smiths. (en la foto)  Y Marr tampoco fue una decisión al azar, sino  una verdadera imposición de Zimmer, la cual planteó a los productores más o menos así: o Marr, o el OST no tendría guitarras.

La tensión y vértigo vienen primero de la mano de “Dream is Collapsing”. Una canción que en un comienzo es tranquila, pero que luego, sutilmente, nos adentra en el riesgo del colapso de los sueños que articulan el film de Nolan.  “528491” es otra canción magistral. Ella vive un verdadero crecimiento cada segundo que la escuchamos, y lo mejor, es con la cual podemos entrar en lo más secreto de la relación entre el heredero del imperio Fischer (Cillian Murphy) y su fallecido padre.Vamos al grano. El eje central del soundtrack es la nostalgia y la tristeza. Esa que tiene el personaje de Di Caprio (Dom Cobb), sentimiento entendible pues en el fondo, Cobb ve partir a su mujer  Mal Cobb (Marion Cotillard) por no creer en ella. Lo curioso es que lo que ella le pide (dar un “leap of faith”), será lo mismo que finalmente teminará pidiendo a Saito al final de la película, momento en que su pena y desgaste llega al máximo. “Old Souls” refleja el tormento de Cobb como ninguna otra canción. Durante ella es imposible no recordar como los Cobb envejecen con Mal. El guiño a esta actriz es además tremendo, pues como sabrán ganó el Óscar por “La vie en rose” interpretando precisamente a  Édith Piaf.

“Mombassa” es el boom de adrenalina del disco, constituyéndose sin duda como la canción más atrevida –distinta- del soundtrack. Es aquí, además, donde destaca más la guitarra eléctrica de Marr, junto a un potente sintetizador, que es un recurso muy bien aprovechado por Zimmer. “One Simple Idea” es la maquinación perfecta de una joven arquitecto, proyecto con el cual logran entrar al subconsciente de la víctima y lograr lo que nadie había logrado: insertar, y no robar, una idea. Podríamos decir que es la canción que refleja mejor el personaje de Ellen Page, la única que puede entender en su tormento a Cobb.

De “Time”, honestamente no me atrevo a decirles mucho. Es una de mis canciones favoritas de todos los tiempos. Una que, la verdad, pone los pelos de punta. Es por ello que decidimos no poner el tráiler del film, sino la escena de cierre de Inception, donde Cobb es capaz de mirar por primera  vez a sus hijos a los ojos, haciendo girar su tótem pero desligándose del resultado. Porque ese es para mí el final de Inception. La clave no está en preguntarse si Cobb está durmiendo o despierto. Lo importante es darse cuenta que la respuesta no le importa. Este nivel, sueño o no, le permite ver a sus hijos a la cara, y eso le es suficiente. Por eso su pena será eterna. Nunca sabrá cuánto le fallo a Mal.

Inception no ganó el Oscar a mejor Película. Su OST tampoco fue elegido como la Mejor Banda Sonora (el primero lo perdió ante The King’s Speech y el segundo ante The Social Network). Pese a estar nominado, tampoco ganó el Grammy (Toy Story 3), el BAFTA (King’s Speech) ni Golden Globe (Social Network), en todos los cuales era el gran favorito del público. Pero es sin duda, el soundtrack que más ha trascendido en los últimos tiempos, y las 6 canciones elegidas les demostrarán por qué.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.